Dieta para embarazadas con sobrepeso, es preciso cuidar del bebé también

Cuando, al iniciar el embarazo, ya estaba presente el sobrepeso, es preciso asesorarse con un adecuado plan nutricional. Acá les brindaremos algunas pautas para seguir, cuando se esté en tales circunstancias.

Salud de tu bebé

Lo más adecuado es hacerse a una dieta personalizada y, además, ser conscientes de que es peligroso emprender las nocivas y famosas dietas hipocalóricas o hipo proteicas.
Una saludable “dieta estándar” para las embarazadas con sobrepeso
Algunos de los alimentos diarios (y sus cantidades), que se deberán consumir son los que vamos a relacionar a continuación.
Cuatro tazas de leche descremada al día, reemplazables por un pequeño trozo de queso bajo en grasa.
Un trozo pequeño de carne magra al almuerzo y uno a la hora de la cena, reemplazables por dos o tres claras de huevo (sin yema). Las yemas mismas, se pueden consumir de dos a tres veces por semana.
Una taza rebajadita de leguminosas, podrá reemplazar un trozo de carne, por una vez cada quince días.
Una o dos tazas de verduras de hojas verdes, será necesaria (s) para balancear la alimentación. Para tal efecto, la lechuga, el apio, el repollo y la espinaca, son excelentes.
Además, será recomendable consumir media taza diaria de verduras cocidas en agua o al vapor.

Dieta para ti

Para sustituir el arroz y las pastas, nada mejor que comer una papa pequeña al día cocida en agua o en una vaporera.
Dos frutas al día (no excederse) deben ser escogidas entre la naranja, la manzana, la pera, el kiwi o las fresas. Es preferible no salirse de esta lista.
Una cucharada sopera de aceite de oliva, ojalá extra virgen, será una estupenda opción (o, si se quiere, una necesidad) para acompañar las ensaladas crudas o cocidas.


Las estrategias adecuadas para el consumo de estos alimentos
Para el caso de la leche, se recomienda agregarle saborizantes (para evitar la falta de sabor característica de la leche descremada) que no contengan calorías, sacarina, ni ciclamato monosódico.

Más información

Puede encontrar mas información en:

http://espanol.babycenter.com

https://leadproject.org/dieta-venus-para-adelgazar/

http://es.wikipedia.org/wiki/Dieta_mediterr%C3%A1nea

Ahora, la leche descremada podrá ser reemplazada por un vaso pequeño de licuado de fruta sin azúcar, que no quede espeso.
También, se podrá recurrir a un yogur light.
En lo que respecta a las carnes tenemos que, en lo referente a las de res, deberán ser magras (sin tejidos grasos). El pollo y los pescados, deben consumirse sin la piel.
No es conveniente acudir a su preparación con ningún tipo de aceite. A la plancha, a la parrilla, al horno, al jugo o en croquetas, son las mejores opciones de preparación.
Los huevos deben ser cocidos, escalfados o agregados a otras preparaciones. Las papas, deberán prepararse en puré con leche descremada o con aceite de oliva (en pequeñas cantidades).
En lo ateniente a los alimentos que se deberán evitar, a toda costa, tenemos el azúcar y todos los alimentos que lo contengan (así sea en pequeñas cantidades), todo tipo de frituras, la margarina, la mantequilla y la mayonesa.
Además, están prohibidos los embutidos, los frutos secos, todo tipo de salsas, cremas, la sal (y toda clase de alimentos que la contengan en cantidades importantes), el café, los quesos amarillos y/o maduros y el alcohol.
Adicionalmente, digamos que es preciso tomar buenas cantidades de agua o de jugos de frutas sin azúcar.
Agregarle a los jugos polvo de semillas de chía, no sólo los hará más agradables y exquisitos sino que, además, ayuda a regenerar los tejidos durante el embarazo y la lactancia, además de ser una buena fuente de calcio.